Estamos en Facebook

Busca en google

jueves, 9 de agosto de 2012

Parir

Con mi vientre en expansión yo te sentía, cierro los ojos y casi puedo recordarte adentro mío. Imposible me era imaginar tu sonrisa, pensar tu voz y hoy encarnas el sueño de saberte conmigo en aquel momento en el que las palabras no fluían.
No ha podido llegar tan lejos mi imaginación, porque el amor es más grande que las siete maravillas del mundo fusionadas. Me has inventado y me das vida y en el mismo momento en que nacías, nacía con vos.
El dolor de ayudarte a venir al mundo se ha convertido en una sombra imperceptible, casi no la recuerdo. De la misma manera olvido de manera fugaz cada sensación negativa porque un poder supremo que me concedes se apodera de mí y solamente puedo ver tus ojitos que me hablan.
Quisiera no desear tu presencia constante al lado mío, evitar el egoísmo de sentir que sos mía. No me pertenecen tu cuerpo ni la locura compartida. Me basta saber que puedo ayudarte a ser feliz.

4 comentarios:

  1. "el amor es más grande que las siete maravillas del mundo fusionadas". Me quedo con estas palabras, sin mas que agregar: hermosas.

    ResponderEliminar
  2. Para mi, ver nacer a mi hija fue increíble, pero mucho más ver a su madre luchar por tenerla, su dolor, su esfuerzo y a la vez su humor y su risa...magia!

    Besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar

Seguinos en Facebook